Español English

El Estudio Patobiográfico

OBJETIVOS DEL METODO:

El Estudio Patobiográfico ha sido diseñado para ocuparse de las situaciones puntuales que requieren tiempos breves y en las que se hace necesaria una intervención terapéutica rápida, es decir, situaciones que escapan al marco del encuadre psicoanalítico clásico.

En la urgencia médica el Estudio Patobiográfico posibilita una intervención que parte de la inclusión de la perspectiva psicoanalítica, teniendo en cuenta que toda enfermedad constituye un capítulo pleno de sentido en la biografía del enfermo y posee un significado inconciente que la determina en su forma y evolución. Se trata de un significado por el cual el padecer se vincula con emociones inconcientes que se mantienen ocultas en la enfermedad.

El Estudio Patobiográfico encuentra también su justificación en el hecho de que un tratamiento psicoanalítico realizado según las reglas del arte deberá "abandonar a lo inconciente la dirección de la síntesis" para alcanzar sus fines. De modo que el Estudio Patobiográfico constituye una técnica diseñada para complementar al psicoanálisis clásico en todas aquellas situaciones vitales críticas en que resulta perentorio aplicar el psicoanálisis en la búsqueda de una finalidad inmediata.

 

BREVE DESCRIPCION DEL METODO:

Entrevista:

Cuando un paciente consulta por un Estudio Patobiográfico, debe solicitar una entrevista en la que se determina la posibilidad de realizar el Estudio y el tipo de Estudio a realizar, ya sea que se trate de un niño, un adolescente o un adulto. Se determina también si el Estudio se realizará en los tiempos habituales (40 a 45 días) o si la situación demanda una realización más urgente. En esa entrevista se designa además al profesional que efectuará la anamnesis biográfica y al equipo clínico necesario, de acuerdo con la patología que el paciente padece.

Anamnesis:

Consta de un interrogatorio biográfico, pautado, que se realiza en cuatro o cinco entrevistas de dos horas cada una. Este material se completa con tres escritos realizados por el paciente (el resumen de una novela, un resumen del argumento de una película y la escritura de un cuento breve de su propia creación). También se le requiere que seleccione unas treinta fotografías de distintos momentos de su vida que le parezcan importantes y de las personas de su entorno más significativas para él.

Examen médico:

El médico clínico realiza un examen minucioso del estado actual del paciente y, en los casos que lo requieren, solicita los exámenes complementarios y la intervención de especialistas. Cuando el Estudio Patobiográfico ha requerido la intervención de varios especialistas se realizará un ateneo clínico con la presencia de los médicos que han examinado al paciente a los fines de que los resultados obtenidos sean evaluados y discutidos por el equipo en conjunto.

Sinopsis de antecedentes  y Ateneo clínico:

El equipo realiza una sinopsis del material reunido en ambos protocolos (el biográfico y el clínico) y una propuesta de resignificación de la historia del paciente a los fines de establecer las conclusiones finales con respecto a lo que se le comunicará.

Esas conclusiones finales surgen de una última reunión en donde re reelabora la propuesta de resignificación que es el producto de la elaboración grupal de la historia aportada por el paciente.

Las conclusiones finales serán comunicadas por uno de los miembros del equipo y reiteradas luego de diez días por otro de los profesionales que han participado en ese Estudio. En esa segunda entrevista se procura además continuar con la elaboración iniciada en la primera.

Dos meses después, si el paciente lo solicita, se le otorgará una tercera entrevista a los fines de evaluar la evolución de su situación.

Cuando se trata de un niño o de un adolescente se incluye en el procedimiento a los padres, tanto en la anamnesis como en una entrevista final.

 

EN QUE CIRCUNSTANCIAS PUEDE SER BENEFICIOSA LA REALIZACION DEL UN ESTUDIO PATOBIOGRAFICO:

a) En el caso de una enfermedad somática

1 - Se ha planteado la necesidad de una intervención quirúrgica, o cualquier otro procedimiento médico que implique la movilización intensa de emociones cuyas raíces inconcientes influyen en la evolución del proceso, provocando a veces desenlaces imprevistos.

2 - A pesar de un diagnóstico y un tratamiento farmacológico correctos, la evolución del enfermo no responde a las expectativas. La dolencia empeora, o se estaciona y tiende a hacerse crónica. También puede suceder que el paciente responda al tratamiento pero se cure de una enfermedad sólo para ingresar en otra.

3 – Han sido consultados con respecto a una dolencia particular dos o más especialistas de reconocida capacidad, y el enfermo, la familia, o aún el médico de cabecera, se encuentran frente a la necesidad de decidir frente a procedimientos médicos distintos. La comprensión de los significados inconcientes de la enfermedad puede aportar nuevos elementos de juicio en esa situación.

4 – El paciente sufre un accidente, una infección o la presencia de un tumor mientras se encuentra realizando un tratamiento psicoanalítico o alguna otra forma de psicoterapia. Experimenta entonces la necesidad de recurrir al auxilio brindado por distintas ramas de la medicina. Frente a esta necesidad surge otra: integrar la comprensión de los significados inconcientes de la enfermedad en la decisión y en la forma de realización de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos.

b) En el caso de crisis vitales

1 - El paciente se encuentra frente a la necesidad de resolver en situaciones vitales tales como las que plantea una crisis matrimonial, familiar o laboral; decidir un cambio de trabajo o lugar de residencia. Puede ayudarlo entonces, descubrir la existencia de emociones que prefiere ignorar y que influyen en las vicisitudes de su decisión y en los problemas que debe resolver.
2 - El paciente se encuentra frente a una oportunidad que siente que no puede perder y teme repetir actualmente una situación de fracaso que se ha reiterado en su vida.